Capítulo 52 de Dragon Ball Super: Trunks se reencuentra con un Gohan diferente


El capítulo 52 de Dragon Ball Super fue sin duda un capítulo de relleno, en el pudimos ver más detalles sobre la relación entre Trunks del futuro y el Gohan del presente. Algo que puede interesar a los fans.

A través de los flashbacks que Trunks del futuro tiene sobre Gohan en el futuro podemos ver que el hijo de Goku perdió uno de sus brazos, luego vemos que murió a manos de los androides. Evidentemente esta historia paralela carencia tiene que ver con la vida que lleva el Gohan presente.

Y el capítulo efectivamente comienza con Bulma metida de pleno en la tarea de reparar la máquina del tiempo en la vino Cell años antes, le ayudan en ello: su padre y la pandilla de Pilaf. Es divertido ver como Trunks niño intenta seducir a Mai, a la que ha pasado ruborizarse mientras hablaba con Trunks del futuro en el capítulo preliminar. Desgraciadamente, Mai no está receptiva al pueril Trunks actual.

Además vemos a Vegeta entrenando. Un Vegeta que como es habitual, esconde sus verdaderos sentimientos y a pesar de la inexpresividad mostrada hasta ahora, en sinceridad está furioso. Es por ello que decide entrenarse duramente con el fin de enfrentarse de Black.

Trunks del futuro siquiera se quita a Black Goku de la habitante, ni siquiera cuando duerme. Se despierta sobresaltado y pensando en que Mai está en peligro. Igualmente nos enteramos de que el combustible que necesita la máquina del tiempo es aquel transparente zarco con el que Bulma estaba experimentando cabal ayer del aparición de este portería, con Monaca como probador.

Por su parte Trunks del futuro no quiere perder el tiempo y decide ir a ver a Gohan, a quien no vio desde el final de la dinastía de Cel. Krilin y Piccolo que se encuentran arreglando el carmen de Capsule Corp. ya le avisan de que no es aquel lidiador de ayer, que ahora Gohan es un estudioso.

A partir de ahí no es que pasen demasiadas cosas, vemos a un Trunks que por una parte se alegra de ver lo atinado que es Gohan en compañía de su comunidad, y que por otra parte recuerda que en su futuro cíclico nunca ha trillado una expresión de sonrisa en la sonrisa de su profesor. Todavía podemos ver un flashback de un nuevo Gohan luchando contra Cel y desatando su efectivo potencial, un Gohan que incluso llegó a ser arrogante y en el coetáneo todo atisbo de violencia ha quedado claramente reprimido.

Trunks incluso sueña despierto con poder disfrutar de la gozo que ve entre Videl, su padre Satán, su hija Pan y el propio Gohan. Sueña con ser oportuno simplemente sentándose a la mesa y riendo inmediato a Mai y su mama, pero sabe que eso en su mundo, y por incumplimiento de Black, no es posible. Trunks termina la cena a la que fue invitado y regresa a casa.

Posteriormente nos enteramos de que Goku se ha ido con Bills y Whis al Universo 10, donde hay cualquiera con el mismo Ki que Black Goku. El capítulo termina con la imagen de Zamasu, quien reside en ese extraño planeta.

Si queréis mi opinión, el capítulo 52 estuvo adecuadamente, tuvo sus flashbacks que ayudan a seguir la historia, asimismo mucho humor y aunque no hubo movimiento se hizo congruo variado, la animación fue buena en común, indemne en algunas escenas de Gohan del futuro que no me parecieron del todo creíbles. El capítulo 53 tardará una semana a mayores en emitirse, así que la semana que viene no habrá, os emplazamos hasta entonces para seguir leyéndonos.

Comentarios

Comentarios